Comprender, analizar y diseñar qué compra y cómo compra el consumidor

Neuromarketing

¿Qué es el neuromarketing?

El neuromarketing es la aplicación de los conocimientos que se tienen del comportamiento de las personas al marketing.

De ámbitos como la neurociencia, la psicología o la programación neuro-lingüística se pueden extraer aplicaciones para mejorar el diseño de las acciones que se llevan a cabo con el fin de mejorar el rendimiento de éstas. Aun así, la aplicación de la neurotecnología y la medición de la respuesta emocional y fisiológica de personas ante imágenes, vídeos o tareas diseñadas específicamente complementan el neuromarketing con una información que hasta hace poco solo estaba al alcance de las grandes marcas.

¿Qué consigue el neuromarketing?

Con el servicio de soporte al departamento de marketing conseguimos:
  • Estrategias de marketing alineadas con los objetivos de la empresa.
  • Creación de un producto o constructo de producto (o servicio) alineado a las necesidades del cliente.
  • Análisis de la emoción, atención y memoria evocados por anuncios, campañas o productos.
  • Descongestión del departamento de marketing interno externalizando tareas que no pueden asumir.
  • Realización de estudios de neuromarketing aplicado con los últimos avances en neurotecnología aplicada a la empresa.

Ejemplos concretos

Los ejemplos más evidentes de la aplicación del neuromarketing en las empresas son los eventos experienciales orientados a mejorar o generar un sentimiento de pertenencia, compromiso o afiliación.

En estos eventos se genera una experiencia a los participantes desde todos los puntos del marketing experiencial y sensorial para conseguir los objetivos diseñados.

Además de los eventos también se pueden obtener estrategias de marketing alineadas con los valores, misión y visión de la empresa, con marcas potentes utilizando técnicas de neurobranding.

De todas maneras, el neuromarketing no tiene porqué aplicarse de forma global y se pueden realizar aplicaciones puntuales en campañas publicitarias concretas, diseños de packaging, comunicación interna… y muchos otros.

Un poco más sobre neuromarketing…

Muchas empresas no se pueden permitir un departamento de marketing que dé respuestas a todas las necesidades de la empresa. Además, en ocasiones estos departamentos de marketing tienen que lidiar con tareas poco productivas como gestionar los proveedores de la web, la impresión de catálogos u otros y terminan haciendo lo que pueden con los recursos con los que cuentan.

Independientemente del tamaño del departamento y el volumen de trabajo, pueden existir otros problemas aunque el marketing “funcione bien”. A menudo, nos encontramos con una falta de alineación del departamento de marketing con lo que quiere transmitir la dirección. Otro caso habitual es la utilización de estrategias de marketing idénticas para todas las empresas del sector; situación en la que no se transmite un valor añadido al cliente y se pierde el buen trabajo realizado hasta el momento.

En Neuro in Business entendemos el marketing no solo desde la difusión del mensaje sino como una herramienta estratégica que funciona hacia fuera, pero también hacia dentro, mejorando la sensación de pertenencia de responsables, trabajadores, proveedores o propietarios.

En este contexto, el neuromarketing permite aplicar el conocimiento del comportamiento de las personas a todo esto. Y se puede realizar de dos formas diferentes, interesantes ambas y compatibles entre ellas:

  • Aplicar técnicas y adaptar el conocimiento que se tiene del comportamiento de las personas a los objetivos que se persiguen desde el departamento de marketing. Esto es lo que podemos llamar neuromarketing teórico, que aporta una visión diferente al diseño e implementación de las estrategias de marketing.
  • Medir la reacción de las personas ante lo que nos interesa cambiar a través de la neurotecnología. En este caso, lo llamaríamos neuromarketing aplicado y nos daría un enfoque perfectamente personalizado al proyecto en cuestión.