La comunicación eficaz es la base para el éxito.

Comunicación

¿Qué es la comunicación?

La comunicación es un proceso tan automático para la mayoría de personas que a veces no nos paramos a pensar en él.

Como estudiamos en la escuela o el instituto, la comunicación es la transmisión de un mensaje entre un emisor y un receptor que conocen un mismo código y a través de un medio, pero cuando entramos en las empresas también tenemos que tener en cuenta:

  • La motivación de emisores y receptores
  • El objetivo real de la comunicación
  • El contexto en el que se realiza
  • El nivel de estrés
  • El grado de interés de los receptores
  • ¡Y mucho más!

Por eso puede ser una buena idea contar con personas que puedan evaluar, diseñar y ejecutar parte de la comunicación de la empresa desde un punto de vista diferente.

¿Qué consigue el rediseño de la comunicación?

El rediseño de la comunicación puede conseguir mensajes mucho más enfocados al público al que se dirige, independientemente que este sea interno o externo a la organización.

Con una comunicación más enfocada a los receptores de ésta, los objetivos y el grado de aprovechamiento aumenta y se mejora el rendimiento de la inversión realizada.

Ejemplos concretos

La mejora de la comunicación puede llegar a todos los puntos de la empresa, pero alguno de los ejemplos más habituales son:

  • Correos electrónicos internos con mayor tasa de apertura y lectura.
  • Mejora de los procesos internos en base a una mejor comunicación de sus objetivos y los beneficios de mantenerlos.
  • Campañas publicitarias más ajustadas al público objetivo.
  • Artículos en prensa o vídeos en medios de comunicación mucho más coherentes con la estrategia y lo que quiere comunicar la empresa.  

Un poco más sobre la comunicación en la empresa…

No es lo mismo una campaña publicitaria orientada a usuarios finales de edades entre 14 y 20 años que una nota interna para dirección y mandos intermedios. Esto que, escrito de esta forma parece obvio, puede no serlo en el día a día de las empresas.

Es imposible tener un experto para todos los públicos y, por ese motivo, a veces es necesario externalizar la creación de los recursos comunicativos (imágenes, texto, vídeos…) necesarios para que una comunicación tenga el efecto deseado.

Piénsalo, ¿cuán importante son algunos correos electrónicos que se mandan desde la empresa y cuánto se invierte en diseñar el mensaje para que llegue a todos eficazmente?